domingo, 15 de mayo de 2011

Con cápsulas de nexpresso...

Ya sé que ando desaparecida un tiempo y es que no tengo mucho tiempo para dedicarme a mis hobbies pero hoy voy a aprovechar para enseñaros el regalito que hicimos en el cole para el día de la madre. Son unos broches muy fáciles de hacer, lo hicieron niños de 4 y 5 años con algo de ayuda de las maestras, y la verdad es que quedaron resultones.





Se necesitan 3 cápsulas que se deben aplastar. La manera que encontré más fácil y segura fue con la ayuda de una tabla de cortar de la cocina y presionando con las manos. Después dos de ellas se doblan dándole forma de hoja o pétalo. En la otra se hace un corte con unas tijeras hasta el centro y se retuerce para hacer la flor. Espero que con la imagen quede claro. En el centro coloqué una aguja con cabeza blanca y que doblé por detrás y corté el sobrante. Las partes están unidas con pistola de pegamento y por detrás un trozo de goma eva y un imperdible.






















2 comentarios:

M.Carmen dijo...

muy graciosos los broches. Eso es reciclar

merche29 dijo...

son preciosos!!! las madres habran quedado encantadas con el regalo. enhorabuena

Publicar un comentario